Turismo

Sorprende que una ciudad de tamaño medio como Bayreuth, con unos 70.000 habitantes, albergue una veintena de museos de temáticas tan diversas como la porcelana, las máquinas de escribir o el arte africano contemporáneo.

¡Bayreuth cuenta con dos museos de la cerveza!

No aspiran a competir con los museos de las grandes capitales europeas, pero certifican que hay vida cultural en Bayreuth más allá de la Ruta Wagner y de la Ruta de los Margraves.

La mayoría de estos museos tienen información exclusivamente en alemán, aunque alguno de ellos disponen de guías en inglés, que hay que solicitar (y después devolver) en la taquilla.

A continuación, se muestra la lista de museos, a los que hay que unir el Museo Wagner, el Museo de la Jardinería, la Fábrica de Pianos Steingraeber y el Barockgarten Schloss Birken, comentados en otras secciones

Museo Franz Liszt

Fachada del Museo Franz Liszt, junto a Wahnfried. © Bayreuth.esFachada del Museo Franz Liszt, junto a Wahnfried. © Bayreuth.es

El Museo Franz Liszt está dedicado al compositor y pianista húngaro, amigo y posterior suegro de Richard Wagner. Se encuentra en la que fue última residencia del compositor en Bayreuth, justo en frente de Wahnfried, y muestra más de 300 documentos, fotografías y partituras de una colección privada comprada por la ciudad de Bayreuth en 1988, algunos de ellos relacionados con Wagner.

Museo Jean-Paul

Junto a Guillermina de Prusia, Wagner y Liszt, el poeta Jean Paul ocupa el cuarteto de ilustres personajes de Bayreuth, curiosamente ninguno nacido allí. El escritor residió en Bayreuth los últimos 20 años de su vida, a principios del siglo XIX, y desde 1980 cuenta con un Museo propio en la casa que perteneció a Eva Wagner, hija de Richard, y su marido Houston Stewart Chamberlain.

Museo Histórico

Fundado a finales del XIX, las 34 salas del Museo Histórico (Historisches Museum) recogen documentos históricos y reconstrucciones de la vida en Bayreuth de los últimos siglos, con especial atención al esplendor de los siglos XVII y XVIII, gracias a los margraves. El museo también alberga una extensa colección de cerámica típica de la zona.

Museo de Arte

Museo de Arte de Bayreuth. © Bayreuth.esMuseo de Arte de Bayreuth. © Bayreuth.es

Abierto desde 1999, en el que fue el antiguo ayuntamiento de la ciudad, la especialidad del Museo de Arte (Kunstmuseum) es el arte del siglo XX aunque también acoge exposiciones temporales de otras especialidades artísticas. El museo alberga varias colecciones donadas, como una dedicada al cartel publicitario y otra al tabaco.

Museo de la Cerveza Maisel

La marca de cerveza Maisel tiene un museo en Bayreuth que, en 1988, gracias a sus 4500 m2 de exposición, entró en el Libro Guinness como el más grande en su sector.

Catacumbas Bayreuther

La marca de cervezas Bayreuther debe su nombre a la ciudad donde se fundó a mediados del siglo XIX. Los sótanos (Bayreuther Katakomben) de su fábrica fueron el lugar ideal para mantener una temperatura óptima de las cervezas, y hoy en día se pueden visitar mediante una ruta guiada.

Museo Masónico Alemán

El Museo Masónico Alemán (Deutsches Freimaurer-Museum) cuenta la historia de la masonería en Alemania, y dispone de la mayor biblioteca sobre el tema de todo el país, con más de 16.000 volúmenes.

Iwalewahaus

Edificio de la Universidad de Bayreuth donde se aloja el museo Iwalewahaus. © Bayreuth.esEdificio de la Universidad de Bayreuth donde se aloja el museo Iwalewahaus. © Bayreuth.es

Iwalewahaus es un museo dependiente de la Universidad de Bayreuth. Sus salas muestran arte contemporáneo fundamentalmente africano, aunque también incluye obras de artistas de Asia y el Pacífico.

Museo Alemán de máquinas de escribir

Más de 300 máquinas de escribir se exhiben en el Museo Alemán de máquinas de escribir (Deutsches Schreibmaschinenmuseum), en una colección que se remonta a 1936. Sus salas cuentan el desarrollo, auge y caída de este invento en los dos últimos siglos.

Memorial Wilhelm-Leuschner

Casa natal y museo dedicado a Wilhelm Leuschner, conocido antifascista nacido en Bayreuth, que luchó en la resistencia contra la Alemania Nazi. Finalmente fue apresado y ejecutado por Berlin-Plötzensee en 1944.

El Otro Museo

El Otro Museo (Das Andere Museum) es una sala de exposiciones temporales de los más diversos temas. En 2013 organizó una muestra titulada “Jean Paul y Richard Wagner”

Museo de la Escuela Richard Wagner

La Escuela Richard Wagner de Bayreuth tiene una sala de exhibición donde cuenta la evolución de la educación en Alemania desde el siglo XIX hasta la actualidad, como la incorporación de las niñas a la escuela o la educación durante el nazismo.

El nombre de la escuela honra a Richard Wagner, si bien su contenido no tiene nada que ver con el músico alemán, cuya infancia transcurrió en Leipzig.

Museo de Historia Natural

Un dinosaurio del Museo de Historia Natural de paseo por la ciudad. © Bayreuth.es Un dinosaurio del Museo de Historia Natural de paseo por la ciudad. © Bayreuth.es

Paleontología, geología y mineralogía se dan cita en el Museo de Historia Natural (Urwelt-Museum Oberfranken) que recoge la evolución de la región de la Alta Franconia, donde se encuentra Bayreuth, en los últimos 500 millones de años.

Galería de Wo Sarazen y Casa de Subastas Boltz

El pintor y escultor Werner Baumann, residente en Bayreuth y conocido como Wo Sarazen, regenta con su esposa la Casa de Subastas Boltz. En el sótano de la casa alberga varias de sus obras, algunas de ellas descomponiéndose por la humedad, como parte del proceso creativo del autor.

Museo de la Porcelana Walküre

Apenas a 200 metros del Festspielhaus se encuentra la fábrica de porcelana Walküre, creada en 1899. Parte de sus instalaciones han sido habilitadas como museo (Porzellanmuseum Walküre) que cuenta la evolución de la porcelana en el último siglo.

Museo del Transporte

La empresa de logística Wedlich tiene su sede en Bayreuth, y en sus instalaciones hay una sala de exposiciones (Transport-Museum Wedlich) donde cuenta la historia del transporte a lo largo del siglo XX hasta nuestros días.

Casa de Malwida von Meysenbug

En la calle Dammallee, 11, se encuenta la calle donde vivió la baronesa Malwida von Meysenbug, íntima amiga de Wagner, a quien conoció en Londres en 1855, donde el músico dirigió una serie de conciertos. Se trasladó a Bayreuth para estar más cerca del compositor, pero el clima poco apacible de la ciudad le llevaría a trasladarse a Italia. La casa donde vivió tiene una placa recordando a su ilustre huésped, pero no puede ser visitada.