Turismo

En estancias de varios días en Bayreuth es habitual tener algún día sin representación, que puede aprovecharse para hacer alguna escapada fuera de la ciudad, reservando las visitas al propio Bayreuth para las mañanas con ópera.

Como la llegada a Bayreuth se tiene que hacer desde alguna gran capital alemana, siempre es posible reservar unos días antes o después del Festival para visitarla.

Bamberg

Viejo Ayuntamiento de Bamberg, sobre el río Regnitz. © Bayreuth.esViejo Ayuntamiento de Bamberg, sobre el río Regnitz. © Bayreuth.es

Bamberg sea, quizá, la escapada más interesante a realizar desde Bayreuth. Se encuentra a menos de una hora de distancia (70 km) y todo su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad, puede recorrerse fácilmente en un día de excursión. La ciudad no cuenta con ningún punto de interés wagneriano.

Hasta Bamberg no hay tren directo, pero si autobús de la compañía FlixBus (10 € i/v).

Núremberg

Fuente dedicada al meistersinger Hans Sachs en Núremberg. © Bayreuth.esFuente dedicada al meistersinger Hans Sachs en Núremberg. © Bayreuth.es

La capital más importante cerca de Bayreuth (90 km) es Núremberg. Su casco histórico amurallado, reconstruido tras la II Guerra Mundial, parece trasladarnos varios siglos atrás en el tiempo. Entre sus atractivos turísticos está la casa de Alberto Durero, el Museo Germánico o el Castillo Imperial.

Núremberg tiene muchos puntos de interés por toda su ciudad, pero la zona del casco histórico puede visitarse en un solo día. Además, está junto a la estación de tren, lo que nos permite aprovechar al máximo el tiempo en la ciudad.

En Núremberg pueden visitarse los restos de la Iglesia de Santa Catalina, donde Wagner ambientó el primer acto de sus Maestros Cantores, protagonizado por el nuremburgués Hans Sachs.

En 1835 Wagner vio en Núremberg una pelea callejera que le inspiraría la tumultuosa escena que cierra el segundo acto de Los Maestros Cantores.

Para viajar desde Bayreuth a Núremberg hay que coger un tren regional R-Bahn R3.

Otras ciudades

Algo más alejadas de Bayreuth hay otras ciudades alemanas de indudable interés turístico, pero que quizá queden algo inaccesibles para poder disfrutar de ellas en poco tiempo, ya que se encuentran a entre dos o tres horas de distancia.

Serían Wuzburgo (163 km); Leipzig (200 km), ciudad natal de Wagner; Múnich (230 km), que vio el estreno de varias óperas de Wagner; Dresde (230 km) y Fráncfort (270 km).

Algo más cerca, pero saltando a la República Checa, se encuentra Karlovy Vary (120 km), la famosa ciudad balneario en cuyas aguas encontraba alivio la erisipela de Wagner.

Finalmente, el famoso y encantador Castillo de Neuschwanstein, de inspiración wagneriana, se encuentra a 120 km de Múnich y a 350 km de Bayreuth. Aunque muy alejado, se trata de uno de esos lugares únicos que hay que visitar al menos una vez en la vida. Eso sí, conviene saber que la visita, obligatoriamente guiada y en grupos, solo dura 30 minutos.