Festspielhaus

Prueba del estilo decimonónico del teatro es que solo hay dos aseos en todo el teatro (uno para hombres y otro para mujeres) y se encuentran bajando unas escaleras desde la planta baja. Por ello, las colas y las prisas son frecuentes momentos antes de empezar cada acto, sobre todo antes de El Oro, Holandés, I acto del Ocaso y III de Maestros.

Otra opción es, durante los entreactos, utilizar los baños que hay en la tienda aledaña al Festival o los del restaurante Steingerberger.